martes, 22 de septiembre de 2009

El felino domesticado

Gatos. Ese animal tan independiente. Ese animal que es capaz de pasearse por una barandilla de un séptimo piso tan elegantemente que dudaría si es Cibeles o tal baranda.
Desconfiados, intrépidos, solitarios, callejeros, hábiles y ágiles. Negros, naranjas, blancos, o de mil y un colores. De el raza o "palleiros". Todos gatos. Si te miran, desconfian. Si tienen hambre te buscan, si tienen celo se ausentan.
Me recuendan a la vida en las grandes ciudades. Juzguen el porque.
A partir de hoy, empezará un nuevo apartado en mi blog dedicado al los lindos y fotogénicos gatitos.
Éste, es su perfil.
Gracias Gerardo por tener modelos así en tu casa.

1 comentario:

PePo dijo...

Grande Linda que siempre que llego con el ax (ojo con el golf no ... ) viene a recibirme y a rascar sus bigotes contra la punta de la puerta